O My Good

Postres, dulces y mucho más

Granizado de limón thermomix

No hay un verano sin un granizado que disfrutar en una terraza. Pero también se puede hacer fácilmente en casa para que te refresques con él a cualquier hora. Aunque el granizado no se debe encasillar en los meses cálidos, cualquier época es perfecta si te apetece uno.

Lo que está claro es que es una buena y deliciosa manera de pasar el calor, ya que nos refresca y nos ayuda a aliviar la sed, a la vez que nos ayuda a regular nuestra temperatura corporal.

Granizado de limón thermomix

Hoy te vamos a enseñar la esperada receta de granizado de limón, pero usando la famosa Thermomix. Si no tienes thermomix, puedes utilizar cualquier procesador de alimentos.

Puedes aprovechar la oportunidad que te brinda la thermomix para hacer esta gran receta de granizado de limón, y es perfecto para hacerlo con niños, ya que además de pasárselo genial en su elaboración, podrán comerse algo que han hecho ellos mismos.

Una receta deliciosa para deleitar el paladar de aquellos que quieren refrescarse de una forma saludable. Y si quieres una bebida más fuerte, esta receta te va a encantar.

Lista de ingredientes que vamos a necesitar:

  • 3 limones bien pelados (sin parte blanca ni pepitas)
  • 200 gramos de azúcar
  • La piel de 1 limón (sin la parte blanca)
  • 1/2 litro de agua
  • 500 gramos de cubitos de hielo

Antes de empezar la receta, hay que limpiar muy bien el vaso de la thermomix, o cualquier otro electrodoméstico o herramienta que utilicemos.

Empezamos con la receta

Pesamos el azúcar con la thermomix, colocamos las cuchillas y programamos una velocidad progresiva de 5-7-9 para que se pulverice.

Añadimos la piel del limón entera y lo programamos durante 20 segundos.

Partimos los 3 limones por la mitad y los añadimos al vaso. Los trituramos durante 2 minutos a la misma velocidad progresiva 5-7-9.

Incorporamos los cubitos de hielo y el medio litro de agua. Programamos de nuevo la thermomix durante 30 segundos a velocidad constante, nivel 5. De este amanera el hielo se picará y tendremos listo nuestro granizado.

Si vemos que su textura y aspecto final está demasiado líquido, se puede meter el granizado en el congelador, y así el aguanieve se asentará y congelará un poco más. Si te gusta más líquido, mete el granizado en la nevera, y el frío hará su efecto, haciendo que el hielo se vaya derritiendo poco a poco.

Pero independientemente de que consistencia te guste, el sabor del granizado será muy intenso y delicioso.

Ahora sólo necesitas colocarlo en un vaso con pajita e ir sorbiendo poco a poco.